Auschwitz Challenge

Etapa 6 - westerbork - ESCRIBIR: UN MODO DE NARRARNOS, UN MODO DE SER

Estimado peregrino, estimada peregrina:

Hoy llegamos a un lugar muy especial para quienes vamos conociendo a Etty: el campo de concentración/transición de Westerbork. Aquí llegaría Etty en el mes de julio de 1942 y saldría definitivamente hacia Auschwitz la noche del 6-7 de septiembre de 1943.

En este lugar Etty dio un paso fuerte de madurez en todos los sentidos: de entrega a los demás, de encuentro con Dios, de toma de contacto con todas sus dimensiones… A veces pretendemos encontrar paz y calma para poder dedicarnos tiempos para poder crecer interiormente. El ejemplo de Etty nos dice que quizás todo esté en la urgencia que uno siente de vivir con consciencia, determinación y en plenitud. Y para ello no es necesario que vayamos a una casa de Ejercicios Espirituales (aunque esto pueda ayudar mucho) sino que, sobre todo, hemos de sentirnos vulnerables y, al mismo tiempo, saber que, viviendo la cotidianidad desde nuestras raíces más hondas, es posible ya ¡ahora mismo! convertirnos en luz en medio de las oscuridades de la vida.

Westerbork es también el escenario en el que se produjo el encuentro entre Etty Hillesum y Edith Stein (santa Teresa Benedicta de la Cruz). Etty, en sus diarios, hace una breve referencia de Edith y su hermana: “Y las dos monjas que procedían de una familia rica y muy ortodoxa de intelectuales de Breslau, llevaban las es­trellas cosidas al hábito. Volvían a los recuerdos de su juventud” (20-IX-1942).

Como no es fácil llegar a Westerbork en medios públicos, la organización Challenge me ha pedido que te acerque en mi taxi. No verás mucho de lo que fue aquel horror. Incluso verás que la vía del tren y la torreta de vigilancia se encuentran en un paraje natural precioso… Y quizás tampoco se trata de intentar recrear el dolor y el sufrimiento que allí se produjo. Aquella tierra ya es sagrada por las lágrimas y la sangre injusta que se derramó, por las oraciones y lamentaciones que fueron alzadas al cielo, por los grandes valores humanos que se vivieron en medio de la amenaza, la injusticia y el mal.

Cada martes partían 1000 personas hacia Auschwitz y Etty debía ayudarles a subir a los trenes. Etty repartía la comida que le llegaba, ayudaba a escribir cartas o telegramas a los prisioneros, escuchaba cientos de horas a los desesperados, servía en el barracón de la enfermería, deseaba organizar una biblioteca en el campo…

 

Etty decidió vivir desde el amor en las pequeñas cosas que podía hacer. Y esto nosotros también lo podemos hacer. De hecho, mira, he puesto un ambientador con un olor muy suave en mi taxi para que quien entre en él pueda sentirse mejor. ¿Cómo he de ser yo para que quien se acerque a mí se vaya mejor de lo que vino?

Bueno, pues prepárate que en breve llegamos al campo de Westerbork.

Mucho ánimo y ¡EUNTES!

4.jpg

01

WESTERBOrK

UN CAMPO DE TRANSICIÓN. PINCHA EN EL ICONO PARA VER EL VÍDEO

02

UNA PÍLDORA DE HISTORIA

Unai y Uxía, dos jóvenes de la delegación de Pastoral Juvenil de la diócesis nos ayudan a comprender un poco mejor el conflicto bélico que enmarca los escritos de Etty y de otros contemporáneos suyos. PINCHA EN EL ICONO PARA VER EL VÍDEO

03

CRECIENDO CON ETTY

Marina, responsable del albergue de peregrinos del Camino de Santiago en Grañón (La Rioja), ha consagrado un rincón del albergue para que quien lo desee pueda escribir algo de su experiencia de peregrinaje. Pues bien, Marina, que ya ha escrito varios libros de sus propios viajes (Calcuta, Santiago…)  nos va a explicar qué le supuso la escritura a Etty. Además, contamos con la reflexión preciosa sobre este mismo punto de Dra. Rosana E. Navarro, directora de la Fundación Etty Hillesum, con sede en Bogotá (Colombia).

04

PROPUESTA ORANTE

La oración de hoy va a ser por escrito. Es posible que te resulte, así de inicio, un poco incómodo y te dé cierta pereza escribir. ¡Genial! Eso también le pasó a Etty y mira el legado que dejó en la historia. PINCHA EN EL ICONO PARA ENTRAR EN LA PROPUESTA ORANTE

05

EL PERSONAJE DEL DÍA

María Jesús Tabar, miembro de la Fundación Etty Hillesum, entrevista al Padre Alphonse Yonli, carmelita de Burkina Faso. Será el quien nos acerque a otra gran mujer que coincidió unos días con Etty Hillesum en Westerbork: se trata de Edith Stein. Religiosa carmelita de origen judío que tras buscar por medio de la filosofía el sentido a su vida, lo halló en la propuesta de Jesús de Nazaret gracias a los escritos de Santa Teresa de Jesús. Como Etty, fue asesinada en Auschwitz quince meses antes. Actualmente es reconocida como santa con el nombre de Teresa Benedicta de la Cruz.

06. Tu campo de concentración

Ya que hoy has hecho la propuesta orante por escrito, ¿por qué no dedicas otro minuto más a escribir qué te resuena hoy por dentro cuando piensas en “tu campo de concentración”?

 07. Gran enigma de Auschwitz Challenge

En cada una de las etapas te ofreceremos algunas pistas para que al final del itinerario puedas resolver quién es el personaje misterioso de este Auschwitz Challenge.

La pista de hoy es: Nuestro personaje misterioso conoció de primera mano al protagonista de la película.

Adquiere tu ticket

Para pasar a la siguiente etapa tu chófer personal desea saber si has aprovechado bien lo vivido en el día de hoy. Por eso, aquí tienes un breve cuestionario para poder adquirir tu ticket para seguir visitando Westerbork.

6.png

Material para extra motivados

RECETA DEL DÍA: SALSA HOLANDESA

Ingredientes

Para 4 personas

  • Yemas de huevo2

  • Mantequilla clarificada250 g

  • Sal y pimienta al gusto

  • Zumo de limón 3 cucharadas

  • Agua fría, 1 cucharada sopera

  • Vino blanco 2 cucharadas soperas

 

Cómo hacer salsa holandesa

Dificultad: Media

  • Tiempo total 30m

  • Elaboración 30m

Nuestra primera tarea es conseguir la grasa de la mantequilla o mantequilla clarificada. Para ello, ponemos 300 g de mantequilla en un cazo y la ponemos a calentar con el fuego al mínimo, controlando para que la mantequilla no pase de 60ºC. Sin remover, y esperando unos 20 minutos, veremos como la grasa de la mantequilla se va separando del suero -es parecido a el agua- quedando flotando sobre éste. Con un cacito, recuperamos la grasa y con ella, elaboraremos después la salsa holandesa. Con 300 g de mantequilla, conseguiremos aproximadamente los 250 g de mantequilla clarificada necesarios para la salsa.

 

Por otro lado, reducimos el agua y el vino poniéndolo a cocer hasta que se reduzca a la mitad. Para hacer la salsa, usaremos las yemas de dos huevos limpias sin restos de clara, que pondremos en un bol con la reducción de agua y vino una vez enfriado y una cucharada de zumo de limón. Batimos las yemas colocando el bol al baño María, manteniendo todo a unos 55ºC, hasta conseguir una crema espumosa, moviendo continuamente las varillas, hasta que las yemas doblen su volumen. CLAVE: Hay que batir de forma suave pero constante.

 

A continuación, vamos añadiendo poco a poco la mantequilla clarificada que tendremos templada, sin dejar de batir para que se produzca la emulsión. Una vez conseguida la salsa, se añaden la sal y opcionalmente, la pimienta y la cayena, junto a las otras dos cucharadas de zumo de limón, y se mezcla con movimientos de forma envolvente para que no se nos corte.

 

Tenemos que conseguir dar a esta salsa una consistencia espumosa, mucho más ligera que la mayonesa. Una vez elaborada, se mantiene la salsa al calor del baño María porque es una salsa inestable que se puede cortar. Esta salsa hay que hacerla en el momento, ya que no es fácil de recalentar. Una vez hecha se puede conservar en caliente.

PROPUESTA DE CINE O DE LECTURA:

7.jpg
8.png

EXTRACTO DE LA CARTA 23 DE ETTY HILLESUM. PINCHA EN EL ICONO

LECTURA EsPIRITUAL EXTRA

PINCHA EN EL ICONO

CONTÁCTANOS EN:

E-mail: juventud@iglesiaenlarioja.org

© 2020 Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño
Pastoral Juvenil de La Rioja