TIERRA SANTA CHALLENGE 

ETAPA 14 - RIO JORDAN (lugar del bautismo)

Estimado peregrino:

La organización ha recibido algunas quejas de algunos de vosotros: ¡algún día más en Samaria para seguir aprendiendo sobre esta región desconocida para muchos! Bueno… ya habrá posibilidad en futuras experiencias Challenge, pero es que necesitamos avanzar ya que nos quedan nuevas aventuras: ¡¡¡hoy al valle del Jordán!!!

Actualmente se trata de una frontera natural entre Israel y Jordania, dos países que mantienen actualmente una relación cordial pero que vivieron en guerra. De hecho, muchos kilómetros de esta frontera están cerrados al paso por minas antipersona. Se han podido abrir algunos pasos que sirven de frontera y de peregrinación para renovar las promesas del bautismo.

Antiguamente era el camino más común para ir de Galilea a Jerusalén. De este modo los peregrinos judíos que vivían en Galilea y querían ir al Tempo de Jerusalén (en Judea, al sur) para la Pascua u otras fiestas, evitaban pasar terreno abrupto y encontrarse con los samaritanos. Además, por el Jordán contaban con agua para los animales y para uso personal.

Hasta el Jordán marchó Juan, al que llamarían el bautista, por la misión a la que dedicó los últimos años de su vida. Recordemos que Herodes Antipas, hijo de Herodes, el que construyó Cesarea Marítima, y gobernador de Galilea lo mandó asesinar en tiempo de Jesús. Y es que el bautista le echaba en cara que se estaba “liando” con la mujer de su hermano Filipo, una tal Herodías. ¿Os suena esto?

El caso es que Juan llamó la atención de quienes querían prepararse para el “juicio de Dios” cambiando de comportamiento y de vida… y en estas estaban cuando llegó Jesús. Y con Él, llegamos también nosotros.

 

Así que, ¡todos al bus! Y EUNTES. Vamos al reto de hoy.

  1. ¿Adivina, adivinanza?

Ahora que ya estamos cerca del desierto de Judea, cerca del Mar Muerto, donde se encontraron los manuscritos de Qumran (entre ellos algunos libros enteros del antiguo Testamento datados del siglo II), una de estas 24 científicas desea ayudarnos a encontrar una nueva vasija que se cree contiene una de las primeras copias del evangelio de Marcos que, además, es el primer evangelio que se escribí en torno al año 70. Su profesión relacionada con la geología nos ayudará mucho.

Si sigues las pistas, podrás ganar 30 puntos extra en el formulario. ¡Atención!

2. Vídeo. Río Jordán (lugar del bautismo):

3. Vídeo 2. El bautismo de Jesús

Pedro, sacerdote de Lardero y cuyo nombre contiene dos letras que se pueden descubrir también en el nombre de nuestra científica, nos ofrece algunas claves para poder entender que Jesús quisiera bautizarse. ¿Acaso no se acercaban al bautismo los pecadores? ¿Entonces? ¿Qué ocurre?

4. Propuesta orante: ducha consciente. Estándar y Extreme

La propuesta de hoy es ducharte o, al menos lavarte, con consciencia.


En ocasiones dejamos el cuerpo fuera de la espiritualidad, como si nuestra relación con Jesús dependiera de la reflexión o las emociones. ¡No! Nuestra relación con la Fuente de la Vida es con todo nuestro ser… y la corporeidad es una dimensión inherente al ser humano. Igual de importante que el resto de dimensiones, las cuales, por cierto, no viven de manera independiente. Somos una unidad.


Paso 1: prepara la ducha: toalla, gel y champú especial, toalla, ropa blanca para ponerte después… Nuestra científica buscaría un lugar accesible para dejar sus gafas.


Paso 2: lee el texto del bautismo de Jesús (Mc 1, 1ss)

Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Como está escrito en Isaías el profeta:


He aquí yo envío mi mensajero delante de tu faz,
El cual preparará tu camino delante de ti.
Voz del que clama en el desierto:
Preparad el camino del Señor;
Enderezad sus sendas.

Bautizaba Juan en el desierto, y predicaba el bautismo de arrepentimiento para perdón de pecados. Y salían a él toda la provincia de Judea, y todos los de Jerusalén; y eran bautizados por él en el río Jordán, confesando sus pecados. Y Juan estaba vestido de pelo de camello, y tenía un cinto de cuero alrededor de sus lomos; y comía langostas y miel silvestre.

Y predicaba, diciendo: Viene tras mí el que es más poderoso que yo, a quien no soy digno de desatar encorvado la correa de su calzado. Yo a la verdad os he bautizado con agua; pero él os bautizará con Espíritu Santo.

Aconteció en aquellos días, que Jesús vino de Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán. Y luego, cuando subía del agua, vio abrirse los cielos, y al Espíritu como paloma que descendía sobre él. Y vino una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti me complazco.

Paso 3. Renovación de las promesas del bautismo

Si estás bautizad@, tus padrinos respondieron por ti a una serie de cuestiones sobre querer rechazar el mal y sobre la adhesión a la fe cristiana. Hoy, antes de la ducha, renueva tu deseo de vivir desde los grandes valores de Jesús con esta canción:

Paso 4. Tiempo bajo el agua

Es el momento de meternos bajo el agua de la ducha. Lo hacemos como signo de querer vivir más plenamente y no tanto como señal de conversión. Es cierto que podemos sentir que se nos limpia todo, el cuerpo y el alma. Aun así, te invitamos a subrayar el sentido de la nueva vida en Jesús o querer renovar tus promesas bautismales. Desea vivir en plenitud. Y si te gusta cantar… ¡canta algo alegre, de vida!

Paso 5. Crema hidratante

Seguro que sabes que en varios sacramentos se emplea el aceite (bautismo, confirmación, unción de enfermos, orden sacerdotal) con el significado de sanación y fortaleza. La crema que está hecha de aceites y, por eso, con actitud de agradecimiento por lo experimentado bajo el agua y de petición de Espíritu y fuerza, nos podemos echar un poco de crema por todo el cuerpo o en aquellas partes que sientas que necesitan ser más cuidadas.

5. La pista de hoy: TIENE UN SELLO DE 40 PESETAS

6. Rellena el formulario final para subirte al autobús hasta la nueva etapa: JERICÓ - Haz click en el bus

Todos los peregrinos (estándar y extreme), una vez hechas las tareas, debéis rellenar UNA SOLA VEZ el formulario ANTES DE LAS 23h para adquirir el billete de autobús hasta el JERICÓ. También podéis rellenarlo quienes tengáis el pelo rubio, aunque nuestra científica no es rubia.

TAREAS EXTRA y OPCIONALES PARA MUY MOTIVADOS

Conoce más sobre el Río Jordán:

¿Te gusta la arqueología?:

LECTURA: DEJARNOS BAUTIZAR POR EL ESPÍRITU (J.A. Pagola)

Los evangelistas se esfuerzan por diferenciar bien el bautismo de Jesús del bautismo de Juan. No hay que confundirlos. El bautismo de Jesús no consiste en sumergir a sus seguidores en las aguas de un río. Jesús sumerge a los suyos en el Espíritu Santo.

El evangelio de Juan lo dice de manera clara. Jesús posee la plenitud del Espíritu de Dios y, por eso, puede comunicar a los suyos de esa plenitud. La gran novedad de Jesús consiste en que Jesús es «el Hijo de Dios» que puede «bautizar con Espíritu Santo».

Este bautismo de Jesús no es un baño externo, parecido al que algunos han podido conocer tal vez en las aguas del Jordán. Es un «baño interior». La metáfora sugiere que Jesús comunica su Espíritu para penetrar, empapar y transformar el corazón de la persona.

El Espíritu Santo es considerado por los evangelistas como «Espíritu de vida». Por eso, dejarnos bautizar por Jesús significa acoger su Espíritu como fuente de vida nueva. Su Espíritu puede potenciar en nosotros una relación más vital con él. Nos puede llevar a un nuevo nivel de existencia cristiana, a una nueva etapa de cristianismo más fiel a Jesús.

El Espíritu de Jesús es «Espíritu de verdad». Dejarnos bautizar por él es poner verdad en nuestro cristianismo. No dejarnos engañar por falsas seguridades. Recuperar una y otra vez nuestra identidad irrenunciable de seguidores de Jesús. Abandonar caminos que nos desvían del evangelio.

El Espíritu de Jesús es «Espíritu de amor», capaz de liberarnos de la cobardía y del egoísmo de vivir pensando sólo en nuestros intereses y nuestro bienestar. Dejarnos bautizar por él es abrirnos al amor solidario, gratuito y compasivo.

El Espíritu de Jesús es «Espíritu de conversión» a Dios. Dejarnos bautizar por Jesús significa dejarnos transformar lentamente por él. Aprender a vivir con sus criterios, sus actitudes, su corazón y su sensibilidad hacia todo lo que deshumaniza a los hijos e hijas de Dios.

El Espíritu de Jesús es «Espíritu de renovación». Dejarnos bautizar por él es dejarnos atraer por su novedad creadora. Él puede despertar lo mejor que hay en la Iglesia y darle un «corazón nuevo», con mayor capacidad de ser fiel al evangelio.

CONTÁCTANOS EN:

E-mail: juventud@iglesiaenlarioja.org

© 2020 Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño
Pastoral Juvenil de La Rioja