LOURDES CHALLENGE 

ETAPA 9 - LOURDES - PISCINAS

2.png

Estimado peregrino, estimada peregrina:

Hace ya unos diez años estaba cenando en una comunidad de religiosos. Durante la cena había salido un tema de conversación: las apariciones de la Virgen María y Lourdes. Varios de ellos no prestaban especial credibilidad y se mantenían escépticos. Digamos que toleraban estos fenómenos “no comunes”. Otros preferían callar y sorber la sopa. Tras el postre algunos marcharon a la sala de la televisión pues había partido de Eurobasket, sin embargo me di cuenta de que un religioso se quedaba en la mesa como si quisiera hablar de algo más en petit comité.  

Así fue. Nos contó que hace más de cuarenta años le dejaron un año libre para estudiar en París. Tras los exámenes del semestre, acordó con un compañero pasar una semana en Lourdes. Estando esos días en Lourdes, llamaron a su compañero de urgencia y tuvo que marchar. Este religioso se quedó solo y cierto día sintió la necesidad de ir a las piscinas. Era algo que siempre había considerado como “milagrería barata”. Lo único que podía perder era tiempo y si algo pasaba le vendría muy bien para sus problemas de pulmones y de articulaciones. Todos escuchábamos al religioso con mucha atención, el cual, después de tragar saliva por la emoción, prosiguió. Nos comentó cómo le ayudaron a desvestirse, cómo oraron con él y cómo luego se introdujo en un agua fresca que, sorprendentemente, le quemaba por dentro pero sin hacerle daño. Sintió que se bañaba en luz y cómo desde entonces nunca más tuvo que ir al médico por temas pulmonares.

Quienes escuchábamos, permanecimos en silencio. Cierto que a los segundos uno comentó socarronamente: “Pues habrá que ir otra vez toda la comunidad y así ahorraremos bastante en medicamentos”.

Sea como sea, ahí nos quedó el testimonio agradecido de un religioso para el que la Virgen de Lourdes obró su pequeño milagro en las piscinas. Ahora no se trata de hacer grandes discursos teológicos o médicos o psiquiátricos. Ahora toca acercarnos con devoción a las piscinas aunque solo sea porque en ellas oran voluntarios junto con personas enfermas… y esto hace que ya, de por sí, estemos ante un lugar sagrado.

¡Ánimo! y EUNTES.

1. Vídeo: Paso por las Piscinas

Después del saludo del Vicario General de La Rioja, D. Vicente Robredo, que nos ofrecerá una poesía de su amplio repertorio, nos asomaremos con mucho respeto a las piscinas donde la confianza se desnuda por completo y el enfermo se deja hacer. Lugar de grandes milagros, sobre todo espirituales. Lugar de conversiones y de nuevos horizontes. Agua que purifica, que lava, que sana, que regenera.

2. Vídeo: ¿Realmente hay milagros en Lourdes?

Jon Peciña, acompañante de jóvenes y colaborador de la Hospitalidad de La Rioja, nos ofrece una reflexión muy sugerente sobre el significado de los “milagros” en Lourdes.

3. Propuesta orante: 

  • Para la siguiente oración vamos a necesitar un poco de agua en un recipiente y una vela encendida, además de la imagen de la Virgen por la cual sientes especial devoción.

  • Antes de nada, haz con el agua la señal de la cruz.

  • Leemos el siguiente texto del evangelio

Después de esto, hubo una fiesta de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén. Hay en Jerusalén una piscina Probática que se llama en hebreo Betzatá, que tiene cinco pórticos. En ellos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos, paralíticos, esperando la agitación del agua. Porque el ángel del Señor se lavaba de tiempo en tiempo en la piscina y agitaba el agua; y el primero que se metía después de la agitación del agua, recobraba la salud de cualquier mal que tuviera.

Había allí un hombre que llevaba treinta y ocho años enfermo. Jesús, viéndole tendido y sabiendo que llevaba ya mucho tiempo, le dice: «¿Quieres recobrar la salud?» Le respondió el enfermo: «Señor, no tengo a nadie que me meta en la piscina cuando se agita el agua; y mientras yo voy, otro baja antes que yo.» Jesús le dice: «Levántate, toma tu camilla y anda.» Y al instante el hombre recobró la salud, tomó su camilla y se puso a andar.

Pero era sábado aquel día. Por eso los judíos decían al que había sido curado: «Es sábado y no te está permitido llevar la camilla.» Él les respondió: «El que me ha devuelto la salud me ha dicho: Toma tu camilla y anda.» Ellos le preguntaron: «¿Quién es el hombre que te ha dicho: Tómala y anda?» (…) El hombre se fue a decir a los judíos que era Jesús el que le había devuelto la salud. Por eso los judíos perseguían a Jesús, porque hacía estas cosas en sábado.

3.A. Modalidad Estándar : (los peregrinos de modalidad EXTREME pasan al 3.B.)

  • Conecta con la gruta de Lourdes en directo:

  • Reza 10 avemarías, pidiendo al Señor por intercesión de María, desear profundamente querer sanado de aquello que no te está haciendo bien. Puede ser algo físico, psicológico, espiritual, hábitos, manías… Que ese deseo de querer cambiar se transforme en apertura al Señor para que Él pueda ir sanando tus heridas.

    

  • Puedes terminar con esta canción y echándote un poco de agua donde tú creas que necesitas más cambio (Ejemplo: ayudar = manos; criticar menos = lengua; ceguera = ojos; querer más a alguien= corazón;…)

3.B. Modalidad Extreme: Visualización del Evangelio

ACOGEMOS ALGUNAS CLAVES DE COMPRENSIÓN DE ESTE TEXTO

El siguiente vídeo es el Evangelio del día que leen los jóvenes de La Rioja. A partir del minuto 2, Fernando nos explica unas claves muy interesantes: 

GESTO CON EL AGUA

Puedes terminar con esta canción y echándote un poco de agua donde tú creas que necesitas más cambio (Ejemplo: ayudar = manos; criticar menos = lengua; ceguera = ojos; querer más a alguien= corazón;…)

 

 

 

 

Si tienes previsto ducharte después de hacer la oración, aprovecha la ducha para hacer este gesto. Métete en la ducha y aplica un poco más de agua donde tú quisieras que Dios, por medio de María, te transformara.

 

ORACIÓN FINAL 

Virgen de Lourdes, Madre mía, gracias por ser…

…agua que calma mi sed,

…agua que purifica mis deseos,

…agua que baja mi fiebre,

…agua que limpia mis cegueras,

…agua que lava mis heridas,

…agua que revitaliza mis sequías,

…agua que ahoga mis tentaciones,

…agua que llueve en mi corazón,

…agua que empapa mi vida,

…mar hasta el que llega siempre

el río de mi existencia. Amén.

 

 

   

    

4. Vídeo-Testimonio

Unos cuantos jóvenes riojanos, vinculados al colegio de Las Fuentes y al Club Glera, ofrecen su testimonio después de haber participado durante varios años en la Peregrinación con los enfermos.

5. La pista de hoy: No hace nada bien

Con las pistas que te iremos ofreciendo en cada etapa, deberías poder resolver el personaje misterioso de este “Lourdes Challenge”.

6. PARTICIPA EN EL ROSARIO VIRTUAL DE LA PEREGRINACIÓN

Si quieres participar en la confección del Rosario Virtual Challenge, envía un vídeo en el que salgas tú rezando una Avemaría a: juventud@iglesiaenlarioja.org

Los primeros 50 Avemarías que lleguen, serán los que se incorporen al Avemaría virtual, que se rezará el día que completes tu última etapa.

7. ÉCHANOS UNA MANO

Esta experiencia de Lourdes Challenge nació de forma gratuita a raíz de la pandemia de COVID19 con el fin de llevar a los domicilios particular un itinerario de fe a los jóvenes riojanos. Sin embargo, lo virtual ha trascendido diócesis y fronteras. Nuestros medios humildes tenían en mente a 50-80 jóvenes de La Rioja, sin embargo, en este Lourdes Challenge estamos 1543 personas de todos los rincones del mundo.

Esto ha supuesto un esfuerzo grande que deseamos convertir, gracias a vuestros donativos, en ayuda para las personas enfermas de nuestra hospitalidad de La Rioja y para seguir fomentando las experiencias “Challenge”. De hecho, ya sabéis que a partir del día 25 queremos empezar el Camino de Santiago Challenge: www.challengelarioja.com

Por todo ello, te pedimos que, en la medida que puedas, colabores que este proyecto que repercutirá positivamente para personas mayores y enfermas que, ojalá el curso que viene, sí podamos hacer realidad esta peregrinación.

Beneficiario: Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño

Número de Cuenta: ES71 2085 5652 8103 0043 8880

Asunto: Peregrinación Virtual Lourdes

Como gesto de agradecimiento a los peregrinos que colaboren se les hará llegar el PDF con todos los materiales de este LOURDES CHALLENGE y el certificado NOMINAL de haber participado en esta peregrinación. Es lo poquito que podemos ofrecer. Por eso, al hacer el donativo, indicadnos que lo habéis hecho (si queréis) y os lo mandamos ¡Un abrazo!

7- Rellena UNA SOLA VEZ el formulario ANTES DE LAS 23:00h para adquirir el el pase a la Gruta:

Autobus-Naranja-56879.gif
Imagen lourdes redonda2.png

TAREA EXTRA Y OPCIONALES PARA LOS MOTIVADOS:

Lectura: Madre moribunda cuenta como recibió milagro en Lourdes

Los médicos del santuario de Lourdes han reconocido un nuevo milagro: la sexagésimo novena curación certificada por la comisión médico-científica (Bureau Medical) de este santuario mariano de Francia.

Es el caso de la italiana Danila Castelli, esposa de un médico ginecólogo, madre de cuatro hijos, quien sufría de hipertensión arteriosa con graves y frecuentes crisis. La curación de la mujer ocurrió cuando tenía 43 años, el 4 de mayo de 1989, en las piscinas del Santuario de Lourdes.

Su cuerpo mutilado y débil sintió un alivio inexplicable luego de visitar en oración la gruta de la aparición de la Virgen María a la pastorcita, la pequeña Bernardette Sobirou, el 11 de febrero de 1858.

“A Lourdes somos llamados, así como fue llamada Bernardette. Parece que venimos por curiosidad. Pero es Ella (la Virgen) que nos llama. Fue un viaje infernal estuve muy mal y llegamos a aquí…y en el cuarto día yo me sané”, constató Castelli.

“No podía más… Mi esposo me dijo: “arregla las maletas”. Cuando sabes que estás por morir piensas las cosas más extrañas: ‘A lo mejor era el último viaje de amor’, pensé.

Yo no podía estar de pie. Él me dijo: “Vamos a Lourdes”. “Mamá y papá partieron”, se les dijo a mis hijos, que no sabían nada” cuenta Castelli en un video-testimonio conmovedor en italiano.

La curación ha sido reconocida por el obispo de Pavía, Italia, Giovanni Giudici, y certificada por una comisión médica de 100 expertos y una comisión científica internacional en París, Francia.

“La declaración llegó después de una evaluación teológica-médica para valorar la sanación de la Señora Castelli. Ella vivió como mujer y madre de familia hasta los 34 años una vida normal. En 1980 comienza a tener crisis de hipertensión, desvanecimientos, crisis neuro-comportamentales”, contó el doctor. A. Di Franciscis, presidente del Bureau des Constatations Médicales de Lourdes.

“En las piscinas yo me sané [….]. Le quería pedir al Señor que me llevara, que fuera el final. Yo ya no podía más y los demás tampoco.

El sacerdote me dijo: ‘Si vas a pedir la muerte, recuerda que te vas con todos tus pecados. Porque yo no te doy la absolución si pides esto’.

Todos debemos siempre pedir la vida. Me avergonzaba porque había personas que estaban peor que yo. Pedía vida, por lo menos algo más para dedicar a mis hijos […]”, sostuvo Castelli.

Los médicos, en 1982, le practican la exportación de una parte del útero y del páncreas para excluir males mayores. En 1983 la diagnosis es severa, el daño físico había invadido varias partes bajas de su cuerpo.

Después de siete años de operaciones y tratamientos, a la espera de organizar un nuevo viaje para visitar otros médicos en EEUU, el esposo decide de llevarla a Lourdes.

El esposo de la señora es un médico iraní residente en Italia que también fue tocado por el milagro. Ella desde que era adolescente quería ir al Santuario mariano. Sin embargo, a su esposo, aunque convertido al catolicismo, le parecía que esta era una idea absurda.

“El baño fue veloz […]…mi marido vino llamado por una voz a verme. Ese día, mayo de 1989, ella recibió el segundo milagro: la fe de su marido, quien le dijo al recibirla en el muro exterior al borde del río Gave: “Sé que todo ha pasado, tú tenías razón”.

El tercer milagro fue el perdón. “Tienes razón, yo perdono”. Una familia destruida por la enfermedad, pero también por el litigio de un proceso judicial contra quien se consideraba responsable de soluciones médicas inútiles. “El perdón fue parte del milagro”.

Finalmente, tras una enfermedad larga y dolorosa, cuando regresa al hotel se da cuenta de que ha sido sanada y que la medicina que recibía le daba sólo nauseas.

“Pocos meses después regresó a Lourdes para dar constataciones médicas…”, confirmó el médico Di Franciscis, presidente del Bureau des Constatations Médicales de Lourdes.

La constatación duró varias décadas. En 2010 el Bureau, compuesto de más de 100 médicos y profesionales, por unanimidad decreta la curación definitiva y duradera en el tiempo.

Así se constataba que los males que por más de 21 años la afligían desaparecieron sin explicación científica. En 2011 hubo otra comisión internacional que evaluó el diagnóstico a nivel clínico que confirmó el milagro.

Sucesivamente, el obispo de Pavía, Giudici, abrió otra comisión diocesana para estudiar la curación. En definitiva, un milagro inexplicable. “El obispo reconoció la curación prodigiosa como ‘signo’ de la curación realizada por Jesús en los Evangelios”, testimonió Di Franciscis.

“Por 13 años amaba a Jesús en la Cruz, ahora se me pedía amarlo sana […]; era egoísta porque mi vida no era para mí sino para los demás, para mis hijos y para ayudar a los demás”, aseguró Castelli.

“Te alzas de la muerte para comenzar a caminar… me sentí libre de decir sí o no. Cometo aún pecados. El milagro me ha dejado normalidad. La santidad llegará al final…normalidad como una criatura con sus miserias y debilidades […] Jesús no traiciona a sus amigos […].

Estoy feliz de comunicar esta alegría, cuando vengo a Lourdes siento la alegría de comunicar a Dios”, añadió.

En Lourdes, al pie de los Pirineos, “una pequeña muchacha” se apareció a una adolescente llamada Bernadette Soubirous, de 14 años, en una serie de visiones que duraron cinco meses, entre febrero y julio de 1858.

Presentándose como la “Inmaculada Concepción”, la “Señora” invitó a la penitencia y a la conversión de los pecadores y pidió que fuera construido un santuario”.

(https://es.aleteia.org/2016/01/08/madre-moribunda-cuenta-como-recibio-milagro-en-lourdes/

CONTÁCTANOS EN:

E-mail: juventud@iglesiaenlarioja.org

© 2020 Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño
Pastoral Juvenil de La Rioja