LOURDES CHALLENGE 

ETAPA 7 - LOURDES - SANTA BERNARDITA

2.jpg

Estimado peregrino, estimada peregrina:

Ayer inesperada y accidentalmente llegábamos a Lourdes, pero digamos que la entrada oficial la hacemos hoy. Solo un aviso para los que venís por primera vez: no os asustéis por las decenas de tiendas de rosarios y souvenirs, por los numerosos hoteles y restaurantes, por los uniformes tan variados… mientras recorremos algunos de los lugares más significativos de santa Bernardita. A primera vista puede parecer bullicio y mercado religioso exagerado. Pero nosotros vamos a ir al corazón de la experiencia, a lo profundo y, hoy, de manera especial, nos acercaremos a la niña que dio origen a todo este movimiento de peregrinaciones hacia María: santa Bernardita.

Seguramente ella, como María, alguna vez rezaría muy despacio ese versículo del Magníficat: “Proclama mi alma la grandeza del Señor porque ha mirado la humildad de su sierva”. Esta actitud puede ser la mejor para entrar en Lourdes. Más allá de las luces, de los puñados de rosarios a cinco euros, los diferentes tamaños de las velas… nosotros nos mantenemos en esa actitud de humildad y de agradecimiento: “Tú, Señor, tú, María, me has traído a Lourdes. Tú sabes bien para qué”.

Santa Teresa de Jesús definía la “humildad” como “andar en verdad”. Por eso, una acción que muchos cristianos suelen hacer en Lourdes es confesarse o, al menos, hacer una revisión de cómo va su vida. ¿Y eso? Pues precisamente para avanzar en humildad, es decir, en verdad. Reconocer todo lo bueno que hay en nosotros es el primer paso de una buena confesión (¿Acaso no es justo confesar que la gracia de Dios actúa bien en nuestra vida?) porque sabiendo que Dios nos quiere un montón e incondicionalmente es más sencillo reconocer que, en ocasiones, nosotros somos impermeables a su cariño y fuerza.

Recuerdo, de hecho, que una persona me decía: “Yo suelo rezar así la segunda parte del Avemaría: Santa María, Madre  de Dios, ruega por nosotros tus hijos muy queridos, ahora y siempre. Amén”. Y me explicaba que eso de “ahora y en la hora de nuestra muerte” era un poco lioso para ella. Y, además, que no le daba la gana definirse como “pecador”, sino como “hijo/a de Dios”. El ser pecadores no puede ser lo constitutivo del ser humano. Un fallo no nos constituye. Sin embargo, el bautismo sí. Y el bautismo nos hace hijos de Dios en Cristo. La verdad es que me dejó pensando.

Así que… ¡ánimo! Hoy el día es intenso: acercarnos a Santa Bernardita y tener nuestra revisión de vida son los dos platos fuertes de hoy. Además, el ambiente está húmedo. Hace calor pero se prevé tormenta esta tarde. Llevad con vosotros el chubasquero. Pero si llueve misericordia de Dios, ¡no abráis el paraguas!

Ánimo y EUNTES.

3.png

1. Vídeo: ¿Quién es Santa Bernardita? ¿Y su familia?

Con el siguiente vídeo nos acercaremos a la familia de Santa Bernardita y la casa familiar. Al final de la etapa, en la sección para MUY MOTIVADOS, encontrarás otros materiales complementarios.

2. Vídeo: La Inmaculada Concepción de María

Jesús, consiliario nacional de las Hospitalidades de Lourdes, nos acercará al dogma que Santa Berdardita no conocía pero que fue la clave para que el sacerdote del pueblo, P. Peyramale, comprendiera que las visiones realmente se estaban dando. Y es que la niña, obedeciendo al sacerdote, le preguntó a la “Señora” o a “Aquero” quién era. La “Señora” dijo “Yo soy la Inmaculada Concepción”. Adentrémonos en este dogma pero, sobre todo, entendamos qué tiene que ver esta afirmación teológica o mariológica con nuestra vida ordinaria. Si no, ¿de qué vale celebrar cada 8 de diciembre una “verdad” que no afecta nada a nuestra vida?

3. Propuesta orante: 

3.A. Modalidad Estándar : (los peregrinos de modalidad EXTREME pasan al 4.B.)

  • Conecta con la gruta de Lourdes en directo:

  • Reza 6 avemarías tal como se te sugiere a continuación:

    

Dios, Padre nuestro, entre todas tus criaturas, hiciste surgir a María, la "Inmaculada Concepción". En Lourdes, ella misma se dio este nombre y Bernardita lo repitió. La Inmaculada Co ncepción es un grito de esperanza: el mal, el pecado y la muerte ya no son los vencedores. María, madre buena que nos comprendes incluso cuando nos equivocamos, te rogamos. Dios te salve, María…

 

Señor Jesús, Tú nos has dado a María como Madre. Ella compartió tu crecimiento desde niño, seguía las noticias de tu adultez y estuvo a tu lado en los momentos de la Pasión y tu Resurrección. En Lourdes, se mostró a Bernardita, triste por nuestros pecados, pero radiante de tu luz. Por medio de Ella, te presentamos las alegrías y las penas, las nuestras, las de los enfermos, las de todos los hombres. María, hermana y madre nuestra, nuestra confidente y nuestra ayuda, Te rogamos. Dios te salve, María…

Espíritu Santo, Espíritu de amor y de unidad. En Lourdes, María pidió por medio de Bernardita, que se construya una capilla y que se venga en procesión. Inspira a la Iglesia para que, como María en la Visitación, salgamos deprisa al servicio de quien nos necesita. Te rogamos. Dios te salve, María…

Por tantas gracias recibidas en Lourdes, por todas las conversiones, por todo el perdón, por todas las curaciones, por las vocaciones y las promesas que has hecho nacer y has confirmado en la Gruta, por la alegría del servicio, que nos haces apreciar, Nuestra Señora de Lourdes, te damos gracias. Dios te salve, María…

Con todos los seres humanos, hermanos nuestros, con todos los que han sufrido y sufren en primera línea la pandemia del coronavirus, con quienes añoran la paz y la justicia, con los jóvenes que buscan su camino, con los que sufren enfermedad, discapacidad o fracaso, con los que tendrían motivos para desesperar… A ti, Nuestra Señora de Lourdes, te rogamos. Dios te salve, María…

Porque eres la sonrisa de Dios, el reflejo de la luz de Cristo, la morada del Espíritu Santo; porque escogiste a Bernardita en su humildad, porque eres la estrella de la mañana, la luz en el cielo que nos orienta, Nuestra Señora de Lourdes, te admiramos, te aclamamos y cantamos contigo las maravillas de Dios. Dios te salve, María…

  • Puedes terminar, si lo deseas, con esta preciosa canción sobre María del coro juvenil salesiano:

5.png
6.jpg

4.B. Modalidad Extreme: Visualización del Evangelio

PASO 1. LEO LA MOTIVACIÓN 

El mensaje de la Virgen María en Lourdes es claro: abrir el corazón a Dios para vivir reconciliados con Él y los demás. Esta es la gracia especial de Lourdes, donde las confesiones-conversiones son los mejores y más frecuentes milagros.  Allí los peregrinos encuentran una verdadera paz y serenidad, que revela un contacto con lo sobrenatural.

 La Virgen María pide a Bernardita y, por medio de ella, a todos nosotros:

  • ORACIÓN: el rezo del Rosario pero sobre todo la acción de gracias en la Eucaristía.

  • PENITENCIA Y CONVERSIÓN: con el sacramento de la Reconciliación, pero también con la solidaridad hacia los más necesitados y el ofrecimiento de las dificultades (enfermedades) para cumplir la voluntad de Dios.

  • COMUNIÓN CON LA IGLESIA: “Vengan en peregrinación y procesión... construyan un templo... y celebren comunitariamente la fe”.

PASO 2. ME DIRIJO AL SEÑOR ABRIÉNDOME POCO A POCO A SU PERDÓN

Padre, aquí estoy, ¿para qué voy a hablarte mucho?.

Tú ya sabes lo que me falta y hasta donde puedo llegar,

puesto que me conoces mejor que yo mism@.

 

Conoces la debilidad de mi corazón,

mi desánimo y cansancio.

Ya sabes lo extraviado que ando en ocasiones.

 

Ten paciencia conmigo, aunque ya sé que la tienes.

No me reproches con cara de juez lo que hago mal,

aunque ya sé que tus reproches

son abrazos siempre abiertos  de Padre-Madre.

 

No te fijes en mis fallos y omisiones.

Mírame con los ojos de la esperanza

para que despierte y te alabe lo mejor posible.

Enciende tu luz en medio de mi oscuridad

con el resplandor de tu misericordia y tu perdón.

Amén.

PASO 3. CARA A CARA CONTIGO MISMO 

DESDE LA SEGUIRDAD DE QUE EL SEÑOR TE ACOGE Y DESDE LA CONVICCIÓN QUE ES MEJOR SER SINCEROS CON LA PROPIA VIDA Y DESTERRANDO CULPABILIDADES INSANAS, AQUÍ TIENES 27 PREGUNTAS QUE TE PUEDEN AYUDAR MUCHO.

 

 

   A) Sobre tu relación con DIOS

 

  1. ¿Cómo vas profundizando y madurando tu relación con Jesús o el Espíritu o Dios Padre?

  2. ¿Te ayuda tu relación con María a estar más cerca de su Hijo?

  3. ¿Te resulta fácil reconocer con gratitud sus dones y sus “milagros” cotidianos?

  4. ¿Te acuerdas de Dios solo cuando tienes problemas?

  5. ¿Lees con serenidad alguna vez la Escritura para buscar luz en tu vida? 

  6. ¿Dedicas tiempo a tu relación personal con Jesús?

  7. ¿Vives tu ser discípulo misionero/a sintiéndote enviado/a por la Iglesia?

  8. ¿Dedicas tiempo a tu formación como creyente?

  9. Si se aprobara un edicto de persecución a las personas que muestran con su vida su seguimiento a Jesús de Nazaret, ¿te detendrían?

 

     B) Tu relación con la SOCIEDAD

  1. ¿Eres responsable y honesto en tus estudios y/o trabajo?

  2. ¿De qué modo te afectan las situaciones de miseria de tu entorno más cercano? ¿Y a nivel internacional? ¿Es solo una preocupación emocional o intelectual?

  3. ¿Reciclas, realizas otras acciones ecológicas? ¿Sientes que nuestro planeta es nuestro hogar común que hemos de cuidar?

  4. ¿Realizas alguna acción de voluntariado durante el año?

 

     C) Tu relación con los DEMÁS

  1. ¿Has sabido acercarte con paz a las personas con las que tienes “cuentas pendientes”?

  2. ¿Creas buen ambiente en tu ámbito de trabajo o estudio? ¿O más bien indiferencia?

  3. ¿Es tu crítica constructiva y sincera? ¿O es más un desahogo incontrolable?

  4. ¿Dedicas tiempo de calidad a tus familiares y amigos?           

  5. ¿Vives tu sexualidad de tal modo que tu amor sea de mayor calidad?

  6. ¿Qué tal vas de celos, envidia, comparaciones…?

  7. ¿Empleas el victimismo, la seducción o la manipulación para salirte con la tuya?

 

    D) Tu relación CONTIGO MISMO

  1. ¿Descansas lo suficiente o te autoexplotas?

  2. ¿Cómo es el uso de tu tiempo libre?

  3. ¿Llevas una vida sana haciendo deporte, comiendo equilibradamente…?         

  4. ¿Te permites sentir tristeza, enfado, miedo, asco… o consideras que estas emociones no son dignas de ti?

  5. ¿Sientes que das demasiado poder a tus miedos?

  6. ¿Tu ambición y amor propio te mata por desgaste o te sostiene en la lucha?

  7. ¿Empleas el sentido del humor para contigo y te perdonas tus meteduras de pata?

PASO 4. Da gracias a Dios por este momento precioso de oración y terminamos con una canción a María: 

“Quiero caminar contigo, María”:

4. Vídeo-Testimonio

Hoy el testimonio nos llega desde la diócesis de Toledo. Gracias por tu compartir, Ángel. Gracias porque nos animas a valorar más la propia vida y la de los demás.

Si quieres escuchar todo el testimonio de Ángel, lo tienes al final, en materiales para muy motivados.

5. La pista de hoy: Seis años antes de la muerte de santa Bernardita, esta persona “invita” a la joven a un paseo en un vehículo de tiro de caballo.

Con las pistas que te iremos ofreciendo en cada etapa, deberías poder resolver el personaje misterioso de este “Lourdes Challenge”.

6. ÉCHANOS UNA MANO

Esta experiencia de Lourdes Challenge nació de forma gratuita a raíz de la pandemia de COVID19 con el fin de llevar a los domicilios particulares un itinerario de fe a los jóvenes riojanos. Sin embargo, lo virtual ha trascendido diócesis y fronteras. Nuestros medios humildes tenían en mente a 50-80 jóvenes de La Rioja, sin embargo, en este Lourdes Challenge estamos 1543 personas de todos los rincones del mundo.

Esto ha supuesto un esfuerzo grande que deseamos convertir, gracias a vuestros donativos, en ayuda para estos jóvenes que en estos momentos nos ayudan en el tema de incidencias y gestión de los challenge. Lo que queremos es "financiarles" parte de sus estudios en ciencias religiosas para que puedan seguir colaborando con nosotros en la evangelización digital y en proyectos como este.

Por todo ello, te pedimos que, en la medida que puedas, colabores con este proyecto que repercutirá positivamente. Ojalá el curso que viene, sí podamos hacer realidad esta peregrinación.

DESDE ESPAÑA

Beneficiario: Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño

Número de Cuenta: ES65 2085 5651 3803 3107 2484

Asunto: Lourdes virtual + tu correo electrónico

Si deseas desgravarte fiscalmente por el donativo, añade en el asunto: NOMBRE Y APELLIDOS + DNI + PROVINCIA.

 

OPCIÓN BIZUM 

Hemos habilitado una opción de transferencia a través de la plataforma BIZUM que facilita el pago de donativos con el móvil. Para donar dentro de la aplicación deben clickar en el apartado ONG y buscar o bien "Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño" o bien introducir el código: 00765 

No se olviden de poner en el concepto "Lourdes virtual + correo electrónico

DESDE FUERA DE ESPAÑA

Beneficiario: Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño

Número de Cuenta: ES65 2085 5651 3803 3107 2484

Dirección Entidad: AV.G.V.REY JUAN CARLOS I, 9, 26002, Logroño, La Rioja, España

Teléfono de Entidad: 941270059

Asunto: Lourdes virtual + tu correo electrónico

CÓDIGO SWIFT: CAZRES2Z

6- Rellena UNA SOLA VEZ el formulario para adquirir el el pase al Viacrucis:

Autobus-Naranja-56879.gif
Imagen lourdes redonda2.png

TAREA EXTRA Y OPCIONALES PARA LOS MOTIVADOS:

● Alex García, desde la diócesis de San Sebastián, nos ofrece una preciosa charla sobre Santa Bernardette (42 minutos):
Testimonio de Ángel (10 minutos):
● Película religiosa. Scoto: el defensor de la Inmaculada:
Lectura: una breve historia de las apariciones:

En el siglo XIX Lourdes, es una cabeza de partido de más de 4.000 habitantes. Los molinos son numerosos, algunos fuera de la ciudad, a lo largo de uno de los riachuelos que mueren en el Ave; así el Lapacca. Bernardita Soubirous nace en el Molino de Boly, el 7 de enero de 1844. Vivirá allí 10 años con sus padres. Son molineros y ganan honradamente su vida.   María Lagües, nodriza de Bernardita dice de ella: “Siendo todavía un bebé, Bernardita era ya muy graciosa y a los vecinos les gustaba verla y llevarla en brazos”.

El tiempo de la prueba

 

 

A partir de 1854, varios acontecimientos vienen a trastornar la vida de la familia de Bernardita. Primero, un accidente de trabajo disminuirá a Francisco Soubirous, cuando una esquirla de la piedra del molino le salta a un ojo y le deja tuerto. Luego, será falsamente acusado por el panadero de Lourdes, de haber robado dos sacos de harina. Le costará ocho días de cárcel. Más tarde, la sequía castiga a la región durante dos años, impidiendo las cosechas de trigo y dejando a los molineros en el paro. Finalmente, cuando estamos ya en plena revolución industrial, aparecerán los nuevos molinos de vapor con los que no pueden competir los tradicionales molinos de agua. Todos estos molinos, empezando por el de Francisco Soubirous, van a la ruina.

Al mismo tiempo una epidemia de cólera se abate sobre Lourdes, causando 38 muertos. Varios centenares de personas se ven afectadas por esta terrible enfermedad, entre ellas Bernardita, que sufrirá las consecuencias durante toda su vida.

Los Soubirous se ven sumidos entonces en la extrema miseria. Sin vivienda, sin trabajo, sin comida, sin dinero. Un primo, Andrés Sajous, los recoge, de limosna, en una habitación de unos 16 metros cuadrados, que llamaban "le cachot", el calabozo, una antigua cárcel abandonada por insalubre. Se instalan allí a comienzos del invierno de 1857. Les prestan una cama para los padres y otra para los cuatro hijos, y disponen además de un baúl y algunas banquetas.

Bernardita tiene catorce años, pero la enfermedad y el trabajo le han impedido ir a la escuela, por lo que no sabe leer ni escribir. Tampoco sabe hablar francés; sólo habla el dialecto de Lourdes. Ahora bien, el catecismo se enseñaba en francés.

Jueves 11 de febrero: El encuentro

Acompañada de su hermana y de una amiga, Bernardita se dirige a la Gruta de Massabielle, al borde del Gave, para recoger leña, ramas secas y pequeños troncos. Mientras se está descalzando para cruzar el arroyo, oye un ruido como de una ráfaga de viento, levanta la cabeza hacia la Gruta: "VI A UNA SEÑORAVESTIDA DE BLANCO: LLEVABA UN VESTIDO BLANCO, UN VELO TAMBIÉN DE COLOR BLANCO, UN CINTURÓN AZUL Y UNA ROSAAMARILLA EN CADA PIE." Hace la señal de la cruz y reza el rosario con la Señora. Terminada la oración, la Señora desaparece de repente.

Domingo 14 de febrero: El agua bendita

Bernardita siente una fuerza interior que la empuja a volver a la Gruta a pesar de la prohibición de sus padres. Debido a su insistencia, su madre le da permiso para volver. Después de la primera decena del rosario, Bernardita ve aparecer a la misma Señora. Le echa agua bendita. La Señora sonríe e inclina la cabeza. Terminado el rosario, la Señora desaparece.

Jueves 18 de febrero: La Señora habla

Por primera vez, la Señora habla. Bernardita le ofrece papel y una pluma y le pide que escriba su nombre. La Señora le dice: "No es necesario" y añade: "No te prometo hacerte feliz en este mundo, sino en el otro. ¿Quieres hacerme el favor de venir aquí durante quince días?".

Viernes 19 de febrero: Aparición breve y silenciosa

Bernardita llega a la Gruta con una vela bendecida y encendida. De aquel gesto nacerá la costumbre de llevar velas para encenderlas ante la Gruta.

Sábado 20 de febrero: En el silencio

La Señora le ha enseñado una oración personal. Al terminar la visión, una gran tristeza invade a Bernardita.

Domingo 21 de febrero: "Aquero"

Por la mañana temprano la Señora se presenta a Bernardita, a la que acompañan un centenar de personas. Después es interrogada por el comisario de policía Jacomet, que quiere que diga lo que ha visto. Bernardita no habla más que de "AQUERO" (aquello).

Martes 23 de febrero: El secreto

Rodeada por unas ciento cincuenta personas, Bernardita se dirige hacia la Gruta. La Aparición le comunica un secreto, una confidencia "sólo para ella", pues sólo a ella concierne.

Miércoles 24 de febrero: ¡Penitencia!

Mensaje de la Señora: "¡Penitencia! ¡Penitencia! ¡Penitencia! ¡Ruega a Dios por los pecadores! ¡Besa la tierra en penitencia por los pecadores!"

Jueves 25 de febrero: La fuente

Trescientas personas están allí presentes. Bernardita cuenta: "ME DIJO QUE FUERA A BEBER A LA FUENTE [...] NO ENCONTRÉ MÁS QUE UN POCO DE AGUA FANGOSA. AL CUARTO INTENTO, CONSEGUÍ BEBER; ME MANDÓ TAMBIÉN QUE COMIERA HIERBA QUE HABÍA CERCA DE LA FUENTE, LUEGO LA VISIÓN DESAPARECIÓ Y ME MARCHÉ." Ante la muchedumbre que le comenta: "¿Sabes que la gente cree que estás loca por hacer tales cosas?", Bernardita sólo contesta. "ES POR LOS PECADORES."

Sábado 27 de febrero: Silencio

Hay allí ese día ochocientas personas. La Aparición permanece silenciosa. Bernardita bebe agua del manantial y hace los gestos habituales de penitencia.

Domingo 28 de febrero: Penitencia

Más de mil personas asisten al éxtasis. Bernardita reza, besa la tierra y se arrastra de rodillas en señal de penitencia. A continuación se la llevan a casa del juez Ribes que la amenaza con meterla en la cárcel.

Lunes 1 de marzo: Primer milagro

Se han congregado más de mil quinientas personas y entre ellas, por primera vez, un sacerdote. Durante la noche, Catalina Latapie, una amiga de Lourdes, acude a la Gruta, moja su brazo dislocado en el agua del manantial y el brazo y la mano recuperan su agilidad.

Martes 2 de marzo: Mensaje para los sacerdotes

La muchedumbre aumenta cada vez más. La Señora le encarga: "Vete a decir a los sacerdotes que se construya aquí una capilla y que se venga en procesión." Bernardita se lo hace saber al cura Peyramale, párroco de Lourdes. Éste tan sólo quiere saber una cosa: el nombre de la Señora. Exige, además, como prueba, ver florecer en invierno el rosal silvestre de la Gruta.

Miércoles 3 de marzo: Una sonrisa

A las siete de la mañana, cuando ya hay allí tres mil personas, Bernardita se encamina hacia la Gruta; pero ¡la Visión no aparece! Al salir del colegio, siente la llamada interior de la Señora; acude a la Gruta y vuelve a preguntarle su nombre. La respuesta es una son-risa. El párroco Peyramale vuelve a decirle: "Si de verdad la Señora quiere una capilla, que diga su nombre y haga florecer el rosal de la Gruta."

Jueves 4 de marzo: ¡el día más esperado!

El gentío cada vez más numeroso (alrededor de ocho mil personas) está esperando un milagro al finalizar estos quince días. La visión permanece silenciosa. El cura Peyramale se mantiene en su postura. Durante los veinte días siguientes, Bernardita no acudirá a la Gruta; no siente dentro de sí la irresistible invitación.

Jueves 25 de marzo: ¡El nombre que se esperaba!

Por fin la visión revela su nombre; pero el rosal silvestre sobre el cual posa los pies durante las apariciones no florece. Bernardita cuenta: "LEVANTÓ LOS OJOS HACIA EL CIELO, JUNTANDO EN SIGNO DE ORACIÓN LAS MANOS QUE TENÍAABIERTAS Y TENDIDAS HACIA EL SUELO, Y ME DIJO: QUE SOY ERA IMMACULADA COUNCEPCIOU." La joven vidente salió corriendo, repitiendo sin cesar, por el camino, aquellas palabras que no entiende. Palabras que conmueven al buen párroco, ya que Bernardita ignoraba esa expresión teológica que sirve para nombrar a la Santísima Virgen. Solo cuatro años antes, en 1854, el papa Pío IX había declarado aquella expresión como verdad de fe, un dogma.

Miércoles 7 de abril: El milagro del cirio

Durante esta Aparición, Bernardita sostiene en la mano su vela encendida, y en un cierto momento la llama lame su mano sin quemarla. Este hecho es inmediatamente constatado por el médico, el doctor Douzous.

Jueves 16 de julio: Última Aparición

Bernardita siente interiormente el misterioso llamamiento de la Virgen y se dirige a la Gruta; pero el acceso a ella estaba prohibido y la gruta, vallada. Se dirige, pues, al otro lado del Gave, enfrente de la Gruta. "ME PARECÍA QUE ESTABA DELANTE DE LA GRUTA, A LA MISMA DISTANCIA QUE LAS OTRAS VECES, NO VEÍA MÁS QUE A LA VIRGEN, ¡JAMÁS LA HABÍA VISTO TAN BELLA!".

CONTÁCTANOS EN:

E-mail: juventud@iglesiaenlarioja.org

© 2020 Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño
Pastoral Juvenil de La Rioja